¿No sabes la diferencia entre Botox y Hialuronico?

¿No sabes la diferencia entre Bótox y Hialurónico?

Acaba de entrarme en el correo un email con la pregunta del encabezamiento y la verdad no me lo puedo creer ¿Puede haber alguien que a estas alturas de la vida no conozca lo que es cada cosa?.

Para mí es increíble porque me dedico a la Medicina Estética, pero debe ser que sí, que hay mucha gente y quizás hasta usuarias de la Medicina Estética que desconozcan la diferencia, así es que me encuentro en la obligación de explicarlo, lo voy a intentar:

El Bótox, que es el nombre comercial de la primera toxina botulínica desnaturalizada y por supuesto sin toxicidad alguna que se usó en Medicina Estética para combatir las arrugas de la frente y peri orbiculares, popularmente conocidas por “patas de gallo”.

Hoy en día el Bótox es de uso hospitalario y en su lugar, para uso en Medicina Estética, han aparecido otras toxinas con concentraciones más adecuadas a tal indicación tales como Vistabel, Boccouture, etc.

Todas ellas producen una relajación de los músculos causantes de las arrugas al actuar directamente sobre su inervación, esa relajación no es permanente, porque los nervios se van recuperando al poco tiempo y los músculos vuelven a contraerse de forma natural al cabo de pocos meses, por ello se aconseja realizar nuevos tratamientos cada cuatro a seis meses si se quiere mantener esa relajación muscular. Por tanto, el tratamiento con toxina botulínica solo está indicado para eliminar arrugas en frente y patas de gallo.

Vayamos ahora a aclarar lo del ácido Hialurónico.

Existen dos tipos diferentes de presentación de ácido hialurónico, uno llamado lineal o puro que tiene una vida muy corta, solamente unas pocas horas, sin embargo, como tiene una gran capacidad de captación de agua, aunque él desaparezca, el agua captada queda en la zona inyectada produciendo una gran hidratación, se usa a veces solo o unido a vitaminas y oligoelementos.

El otro tipo de ácido hialurónico lleva agentes reticulantes que hace que dicho producto quede en la zona inyectada durante 10 o 12 meses, es, por tanto, un buen producto para RELLENAR surcos como el naso-geniano o el llamado del “amargor” (a ambos lados del labio inferior) también para aumentar los labios, para rellenar pómulos, para rellenar las arruguitas de encima de los labios, también se usan para trazar líneas en mejillas a fin de combatir la flacidez con una técnica llamada Meso-plastia en la que se combinan los dos tipos de ácidos hialurónicos.

Al principio era de origen natural y procedía de la cresta de los gallos, hoy en día su producción es industrial dada la enorme demanda de dicho producto.
La diferencia de nombres es simplemente los diferentes laboratorios que lo producen y las diferentes concentraciones de reticulación es porque cada uno es para diferentes tipos de rellenos, no es lo misma arrugas finas que surcos o aumento de labios.

Espero haber sido lo más concreta y clara posible.

Dra. Mercedes Silvestre
Máster en Medicina Estética por la Escuela Española de Medicina Estética y Diplomatura en Cirugía Estética por la Sociedad Española de Cirugía Estética. En el año 1990 comienzo a trabajar la medicina estética con una consulta personal privada en Alcalá de Henares (Madrid) y, mientras tanto, realizo y asisto a numerosos cursos y formación en medicina estética. En el año 2006 me especializo en tratamientos de aparatología norteamericana: desde los láseres más sencillos a los más sofisticados, pasando por radiofrecuencia de última generación y la ultracavitación focalizada. Desde ese momento, mis consultas y tratamientos derivan a tratamientos de alta tecnología, los más punteros del sector, actuales y eficaces. Eso sí, sin descartar tratamientos clásicos de la medicina estética.